jueves, 31 de octubre de 2013

LAS MERIENDAS DE MI TIA: GALLETAS OREO MOMIA

No es Halloween una de mis celebraciones preferidas, pero todo sea por los niños y la verdad que una vez te metes a montar algo da igual lo que celebres el caso es estar juntos y pasarlo bien.

Mis sobrinas, que viven en Alemania han venido unos días y siempre que vienen me gusta que pasen unos días con su primos así que con motivo de Halloween nos disfrazaremos, saldremos a buscar caramelos, decoraremos la casa y haremos una cena terroríficamente buena. Como plato fuerte vamos hacer unas salchichas-momia, salchichas envueltas en hojaldre, luego las pongo en Instagram.(hoy va todo en torno a las momias, que le voy a hacer).

Para merendar hemos preparado unas galletas momia muy facilitas, hay diferentes versiones en internet, galletas con las vendas hechas con fondant y los ojos de azúcar, o la versión galleta de oreo con choco blanco que es la que os traigo yo hoy, vamos por ello.
Esta receta la he visto en Baballa (hace ya tiempo) y hace poco Pamela de Uno de dos, ha hecho su versión en Directo al paladar, en ambas versiones me gusta el resultado.

Necesitamos:

Galletas Oreo, preferiblemente con doble de crema o de las que vienen ya bañadas en choco blanco.
Chocolate blanco para fundir, yo utilicé el de Nestlé.
Palitos de brocheta o de piruleta.
Algo para hacer los ojos, gotas de chocolate, bolitas de chocolate, regaliz, ojos de azúcar, etc...
Separas una de las tapas de la galleta de la crema, colocas el palo de brocheta y bañas las galletas en chocolate fundido(sigue las instrucciones del fabricante para fundirlo).
Una vez bañadas déjalas enfriar en la nevera. Es muy recomendable hacer todo el proceso como nos indica Pamela sobre una badeja con papel de horno así no habrá batalla campal.

Si vas a hacerlo con niños como fue mi caso, el bañar las galletas es un plus, con lo cual hice unas de la momias con las galletas ya bañadas y así me salté un paso.En este caso si usas las galletas que venden ya bañadas, ten mucho cuidado al meter el palo de brocheta poco a poco ya que se pueden separar, introduce el palo de brocheta por la parte puntiaguda, muy despacito para que las galletas no se separen.

Una vez ya estén bañadas y secas pasamos a hacer el siguiente paso. Con el resto del chocolate fundido, comenzamos a hacer las vendas de la momia, lo puedes hacer con una cuchara en plan chorrito o con manga pastelera.

A continuaciín ponemos los ojos, nosotros pusimos una bolitas de chocolate. Y añadimos una boca con una chuche que teníamos a mano.
Dejamos enfriar en la nevera.Os dejo también la versión con boca, más terroríficamente dulce aún.
Las podemos envolver al gusto, nosotros las hemos puesto un papel de celofán y... bueno lo podéis ver luego en Instagram, y también la terrorífica merienda que tendrá Manu que al pobre no le gusta el choco. ¿Te animas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu comentario.¿Te animas?

Lo puedes recibir por email ¿Te animas?

Introduce tu dirección de E-mail:

Delivered by FeedBurner

Puede que también te interese, ¿Te animas?